Entrevista con portal peruano

Entrevista aparecida en http://laprensa.peru.com/cultura/noticia-libros-entrevistas-maritza-luza-castillo-cristina-liceaga-64484

Por: Maritza Luza Castillo
La novela “Punto de quiebre” es una propuesta poderosa cuyo monolítico tema aún resiente la estructura política de Latinoamérica. Los vicios que denuncia y las fórmulas para mantener el estatus quo creando nuevos nudos sobre los viejos ya hechos aportan el ingrediente estimulante y vigoroso que permite discurrir por la historia casi sin pausas. La autora mexicana Cristina Liceaga construye a partir de un punto de vista de la realidad política mexicana, la cual se condice como el denominador común de cualquier gobierno sudamericano.

1. ¿Cuál es la visión de “Punto de quiebre”, mas allá del romance entre el poder y el periodismo?

Con la novela trato de hacer una alegoría de la sociedad y su relación con el gobierno, sea del partido que sea. Mercedes, la protagonista, representa a la ciudadanía y Matías, su pareja, al gobierno. En la novela vemos cómo Mercedes lo perdona varias veces y regresa con él, a pesar de todo lo que le hace. Así, ella es como gran parte de la ciudadanía mexicana que perdona al gobierno sin importar lo que éste le haga; simboliza a una sociedad que no es capaz de reaccionar, movilizarse y proponer para mejorar, que no va más allá del voto y no hace nada para que las cosas cambien de fondo. De hecho, en la novela hay una frase que resume todo esto; Jacinta, la mejor amiga de Mercedes, le dice: “Eres como toda buena mexicana, Mercedes: perdonas y aceptas mil veces a pesar de todo; no importa si quien te miente es tu pareja, tu amigo o el gobierno”.

2. ¿Podría afirmarse que el idealismo de un periodismo limpio se ve contaminado con los vapores del poder en medida que se adentran al núcleo real partidista?

Claro, entre más se acercan al poder, los protagonistas, sobre todo Matías van olvidando sus ideales y las promesas que se hicieron al inicio de la novela. Esto porque descubren lo que trae el poder: lujo, impunidad, etc.

3. En la novela Mercedes, la protagonista, empieza a sucumbir cuando sus convicciones se ven afectadas por una realidad que la supera. ¿Punto de quiebre entonces, pretende mostrar los límites inexistentes en la política?

La lectura que haces es muy interesante, sobre todo creo que aplica para Matías, a quien lo único que le interesa es el poder que da la política, aunque para alcanzar este poder tenga que traicionar a su partido, al amor de su vida que es Mercedes y, lo peor, a sí mismo. Matías sabe que con este poder que dan los límites inexistentes en la política puede hacer lo que se le dé la gana.

4. ¿Cuál es la pugna constante frente a la moralidad de una periodista cuyos principios profesionales se ven removidos por una sarta de hechos inesperados e inmanejables en su gran mayoría propuestos por Matías su verdadero amor?

Es bien interesante esta pregunta, porque Mercedes, aunque sabe que no está bien lo que hace, se deja llevar por Matías y por lo que da tener poder. Y así hubiera seguido si no hubiera sido por la infidelidad de Matías. Como lo dice en alguna parte de la novela, no le abren los ojos los sermones de Jacinta su mejor amiga, si no el hecho de que Matías la engañe con alguien más. Y esto también aplica para la familia de Mercedes, que cuando Matías no es nadie, lo rechazan y reprueban que su hija viva en unión libre con él, pero en cuanto Matías tiene poder, lo adoran y aplauden la unión libre. Me parece que el personaje de Jacinta es quien mejor pone el dedo en la llaga sobre esto, es, por decirlo, la conciencia moral de Mercedes, aunque, como ya expliqué, no es el motivo principal para que Mercedes abra los ojos.

5. ¿Dentro del juego de la seducción ‘Punto de quiebre’ pretende mostrar la verdad al interior de la práctica periodística y la nula conciencia de la sociedad como la victima de campañas y contra-campañas presidenciales?

Sí, como escribí anteriormente, por un lado quería mostrar cómo los medios que en algún momento nacen con la idea de hacer un periodismo crítico, muchas veces sucumben ante el poder y olvidan sus ideales y valores (y aquí podemos compararlos con la claudicación de Matías y Mercedes ante el poder); y por el otro quería demostrar que los ciudadanos votamos una y otra vez por el mismo partido a pesar de que roba, miente, engaña, etcétera, pero nosotros como sociedad no queremos salirnos de esta zona de confort y volvemos a creer lo que nos dicen y prometen en campañas, sin analizarlo, y de nuevo votamos por ese partido.

6. ¿La historia mediante la lluvia de acontecimientos e improntas que le toca asumir a Mercedes aspira de cierta manera, a la reivindicación de un periodismo sano y objetivo?

No es mi objetivo principal, pues lo que quería lograr es que la gente reflexionara sobre cómo lo que afecta nuestro círculo privado afecta nuestro círculo político social, sobre cómo perdonamos y olvidamos una y otra vez a quien nos engaña y hace mal, sin atrevernos a cuestionarlos y alejarnos de esa persona o partido. Pero, sin duda, esta premisa se podría aplicar también al periodismo, a nuestro deber como sociedad de exigir un periodismo sano y objetivo, que no sucumba ante las mieles del poder

7. ¿Cuál fue la intención de delinear la personalidad de Mercedes como una profesional con ética, pero entre los avatares del amor se inclina a ojos cerrados por perdonar y ayudar al ser amado, incluso contra sus propias convicciones personales?

Mercedes representa a la sociedad mexicana, que tiene ciertos valores, pero que o sucumbe ante el poder y se deja llevar olvidando sus valores; o que no sucumbe ante este poder y es engañado por éste y no hace nada por cambiar las cosas, pues lo acepta, perdona y sigue confiando, y votando por el partido en el poder.

8. ¿Cuál es el eco que ha tenido el libro al interior del periodismo? ¿Alguno que valga la pena resaltar?

La verdad no ha tenido ningún tipo de repercusión. Apenas la estamos promocionando y esperamos que en el futuro tenga alguna.

9. ¿Qué le dirías a tus lectores finalmente?

Que si quieren recordar lo sucedido en la vida política de México de los últimos años y ver cómo la historia y el engaño son cíclicos; deben leer ‘Punto de quiebre’. Asimismo, creo que la prosa de Punto de quiebre no es común y el lector podrá encontrar buenas metáforas escritas con un lenguaje poético. También, a lo largo de la novela, vemos cómo es el trabajo en un diario y en una campaña política. Creo que si les interesa la política, la historia, el periodismo y las relaciones de pareja tormentosas y llenas de pasión, Punto de quiebre les gustará. Otra cosa final, aunque Punto de quiebre podría ser considerada una novela muy local, en realidad lo que cuenta aplica para Latinoamérica y cualquier país donde haya una pasividad por parte de los ciudadanos ante el poder.


Maritza Luza Castillo es una periodista y escritora peruana que ha colaborado con diversos medios y revistas literarias. Sus poemas han aparecido en antologías publicadas en España, Italia, Argentina, República Dominicana y otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s