Lo que queda

Y de repente te das cuenta de que ya no hay pretextos, que tienes 40 años y no puedes seguir perdiendo el tiempo.

Sabes que en cualquier momento se te puede perder la vida, de la nada, sin entender por qué.

Te llegan historias de alguien de tu familia, lejano, a quien apenas trataste un par de veces. Era más joven que tú, con los hijos más chicos que los tuyos. Y de repente se fue. Sin avisar, durmiendo.

Y te quedas callada, sin saber qué decir. Con las ramas secas que se rompen en ti.

Recapacitas. Ya no puedes perder el tiempo. Tienes que amar, ayudar, escribir, sonreír, cantar, perdonar, perdonarte, trascender.

(Tienes 40 años. Cuántos te quedan, qué vas a hacer con lo que te queda)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s